Decorar tu casa al estilo nórdico

El estilo nórdico es una clara tendencia que parece imparable. Empezaría a principios del siglo XX en el norte de Europa y poco a poco se fue extendiendo a lo largo de todo el mundo, hasta que llegaría a nuestro país. Pero, claro está, este estilo ha evolucionado mucho hasta llegar a nuestros tiempos: a día de hoy es más elegante, sencillo y natural, apostando más bien por el minimalismo.

Si tú también quieres aprender cómo decorar tu casa al estilo nórdico, tan solo tienes que seguir estos consejos:

casa-nordica

Tips para introducir el estilo nórdico en tu hogar

Materiales naturales -> Los principales protagonistas

Son muchos los materiales y motivos que derivan directamente de la naturaleza. Se buscan los tonos que están inspirados en materiales que se pueden encontrar en ella, como puede ser la madera natural.

La predilección es elegir tonalidades tenues, ya que estas son más fáciles de combinar con cualquier ambiente.

Geometría

Los motivos geométricos también son muy comunes en el estilo nórdico, en especial aquellos que están compuestos por dos colores (como puede ser la combinación de blanco y de negro, aunque se podría adaptar a cualquier otra tonalidad).

Los elementos textiles del estilo nórdico están formados por una combinación de motivos geométricos de diferentes colores; son pequeños detalles que pueden darle el toque de color que necesita el entorno.

Sencillez

Se intenta encontrar el equilibrio entre sencillez y espacio excéntrico. Los motivos descritos anteriormente deben quedar relegados a simples pinceladas, o no a elementos que se conviertan en los principales protagonistas.

Lo que se intenta evitar con esto es crear espacios excesivamente recargados: y es que, otra de las claves para decorar casa con estilo nórdico debe ser conseguir un espacio amplio, limpio, pero sin olvidarnos de que debe ser práctico.

¿Combinando estilos?

Otra de las particularidades del estilo nórdico es que se pueden agregar elementos de diferentes estilos, creando combinaciones completamente increíbles. Por ejemplo, podemos apostar por muebles con aspecto antiguo, dando forma así a ese aspecto vintage que también es pura tendencia.

Y lo mejor de todo es que no te hace falta mucho para conseguir este efecto: consiguiendo una pieza antigua, y tratándola adecuadamente (restaurándola, si fuera necesario) con lo que te podrán ayudar unos profesionales, podrás personalizar la decoración de tu hogar , hacerla tuya.

El reciclaje -> La pieza angular del estilo nórdico

El estilo nórdico te da la excusa que necesitas para integrar elementos discordantes, que quizá no necesites, consiguiendo que estén completamente integrados. Quizá podamos usar palés como mesas, maletas para convertirlas en un cabecero de noche, crear estanterías usando escaleras, etc.

Y que no se te olvide el toque vegetal

Cómo guinda del pastel, no se nos puede olvidar añadir este toque vegetal que tan bien quedará, sobre todo en el cuarto de baño. No hace falta que implantemos un jardín, ya que con una simple plantita lograremos esa calidez que buscamos.

Estos tips te ayudarán a decorar casa con estilo nórdico.