Plan renove para el hogar: Ventanas

Las ventanas para el hogar son un elemento imprescindible que se encargarán de protegernos frente a la intromisión de cualquier tipo de intruso, así como de permitir una correcta climatización manteniendo el frío y el calor a raya.

Cuando nos instalamos nuevas ventanas pensamos que van a ser para siempre; al fin y al cabo, el técnico que ha procedido a la instalación nos ha asegurado que estamos frente a un modelo muy especial que va a durar mucho tiempo con nosotros.

Ventana
Sin embargo, los tiempos cambian: por un lado cambian nuestros criterios estéticos, además de que estos elementos están sometidos a un desgaste continuo. Por ejemplo, pueden haber perdido ese brillo tan característico que tenían en un principio, haberse rallado en algún punto e, incluso, haberse producido algún accidente y el vidrio haber quedado desquebrajado.

En cualquier caso, no nos quedará otra que cambiarlas por unos modelos mucho más innovadores. Ahora bien, tienes que saber que cambiar las ventanas de tu hogar no es barato. Podemos buscar muchos presupuestos para encontrar aquel más barato… sin embargo, siempre tendrá un coste que puede ser que exceda de nuestras capacidades.

Por esta razón se ha creado lo que se conoce como el Plan Renove: una serie de ayudas que nos servirán para no tener que gastar tanto en el momento en el que nos decidamos a hacer el cambio.

¿Cómo puede ayudarte el Plan Renove a renovar mis ventanas del hogar?

Antes de nada tienes que saber que este plan tiene unas condiciones diferentes por cada comunicad. Nosotros te recomendamos consultarlo en base a tus condiciones particulares: no será lo mismo vivir en Madrid que en la Comunidad Valenciana teniendo ayudas con cuantías muy diferentes.

Se trata de un plan que está dirigido a Viviendas o edificios que pertenecen al sector residencial o terciario. Además, se aplica en el caso de que se quiera hacer el cambio tanto de los marcos e las propias ventas así como del acristalamiento.

Este plan se va renovando de forma anual: el 1 de enero se establecen los fondos disponibles que existen para dotar estas ayudas. Normalmente se establece que en el momento en el que los fondos se acaban, el plan quedará descartado (hasta llegar nuevamente al 30 de diciembre que es cuando se empezará a estudiar la cuantía dedicada al año siguiente).

Tipos de cristales y ayudas

Las diferentes comunidades promueven elegir unos buenos modelos de ventanas que realmente permitan conseguir el aislamiento que se necesita. Normalmente recomiendan hacer el cambio a ventanas que sean de PVC, que tengan dobles acristalamiento para evitar que se puedan llegar a producir pérdidas de aire acondicionado o de calor.

Cristal ventana
Además, también ayudan a mejorar lo que se conoce como el confort térmico del hogar.

Por poner un ejemplo, si echamos un vistazo al plan Renove de la comunidad de Madrid nos daremos cuenta de que nos incentiva con hasta 110€ por cada metro cuadrado (en el caso en el que se seleccione un modelo de doble acristalamiento de vidrio).

Sin embargo, también hay que tener en cuenta que la ayuda que se va a conseguir nunca será mayor al 25% del coste total. Y, como ya hemos comentado anteriormente, esta ayuda entra en vigor el 1 de enero de cada año (normalmente) y se termina el 30 de diciembre. En el caso de que la comunidad se quede sin fondos en un momento dado, quedará completamente descartada.
Es cierto que no es una ayuda demasiado grande pero contribuirá a reducir de forma significativa el coste del cambio.